Ayuntamiento y Cayetano del Pino comienzan la restauración y recuperación del Reloj del Gallo Azul con su desmontaje

Este jueves se han realizado las labores de desmontaje del Reloj del Gallo Azul que será sometido a un exhaustivo proceso de restauración y recuperación para su funcionamiento por parte del relojero restaurador José María Galisteo Acedo. Unos trabajos que serán posibles gracias al convenio firmado el pasado mes de mayo por la alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, y el empresario Fulgencio Meseguer que tienen como objeto la puesta en marcha de este patrimonio propiedad municipal.

Un documento que se enmarca entre los acuerdos de patrocinio que suscribe el Ayuntamiento con distintas empresas y entidades de la ciudad con el objetivo de dar un impulso a la promoción turística de Jerez y, en este caso, para poner en valor los bienes culturales e históricos más representativos del patrimonio de la ciudad y sus señas de identidad. Tras la firma del citado convenio la alcaldesa destacó el impulso del empresario a la restauración del Palacio de Casares, a la iglesia de San Dionisio y el propio Reloj recordando que el edificio que envuelve al mismo ha sido catalogado recientemente por la Junta de Andalucía convirtiendo el binomio Reloj -Edificio del Gallo Azul “en un atractivo turístico más y un elemento importantísimo del patrimonio de la ciudad».

Para su restauración es necesario desmontar el cabezal del reloj, montarlo y trasladarlo al taller de reparaciones. Una vez allí se someterá a un trabajo de desoxidación de los hierros, bronces y materiales de los que está hecho. Del mismo modo se restaurarán los carteles donde se indican la dirección de Sevilla y Cádiz con las características originales de color y fondo, detalle singular de este poste de señalización. Las labores más importantes se centrarán en las protecciones interiores donde se alojan las máquinas minuteras, las luces, la colocación de los cristales, la recuperación de agujas y esferas, cableado y sistemas de seguridad. El reloj será provisto con un patrón con salida de impulsos eléctricos de 24V para las dos máquinas minuteras que se adaptarán en la parte superior y que irá conectado con una antena GPS para controlar su exactitud, cambios de hora y reconocimiento de falta de suministro eléctrico.

Además será iluminado desde su interior para ser observado de noche en ambas caras con tres luces originales en las tulipas redondas blancas. Los cristales serán de un material muy resistente soportando impactos e inclemencias meteorológicas con una protección estática contra los rayos ultravioleta manteniendo así su transparencia.

Considerado como una joya monumental de gran valor patrimonial, el Reloj del Gallo Azul fue instalado en el año 1934 como resultado de un concurso convocado por el Ayuntamiento siendo un regalo de la familia Domecq al pueblo de Jerez. El artista escultor fue el jerezano José María Rivellot mientras que la fundición del fuste y del reloj fueron obra del también jerezano Domingo de la Prida Álvarez. Esta estructura de hierro fundido se asienta en una base de ladrillos de estilo regionalista, los mismos que utilizó Aníbal González en la construcción del edificio del Gallo Azul y en la cual se encuentran los escudos del Reino de España, Aragón, Navarra, Castilla y León.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *