La Policía Nacional desmantela una plantación in door de cannabis sativa en Jerez

  • El líder del grupo delictivo había alquilado una vivienda adosada de tres plantas donde habían transformado todas de las habitaciones para el cultivo y manufacturado de la droga
  • Los detenidos estaban causando serios problemas de convivencia a la vecindad derivados de las filtraciones de agua en sótanos y cimientos, los continuos ruidos de los sistemas de ventilación y los fuertes olores que emanaban del inmueble
  • Esta intervención se enmarcan en la “Operación Verde” diseñada por Policía Nacional para disminuir la capacidad de acción de las organizaciones criminales dedicadas al cultivo de marihuana, mediante una operación intensiva a nivel nacional a fin de lograr desmantelar el mayor número posible de plantaciones de cannabis

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez a once personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y daños. Los detenidos habían alquilado una vivienda para instalar en su interior una plantación de cannabis sativa donde se localizaron 172 plantas de marihuana de gran tamaño, 1.783 tallos de la misma planta dispuestos para su secado. El cabecilla del grupo se enfrenta además a un proceso civil por impago de alquiler ya que no había abonado ninguna de las cuotas del arrendamiento desde que accedieron al inmueble.

La investigación se inició a raíz de las informaciones recibidas y fruto de las gestiones realizadas se descubrió la identidad de los integrantes del grupo así como el modus operandi utilizado. Los agentes comprobaron que la vivienda era utilizada en exclusiva para la producción de la droga y tan solo pernoctaba en el lugar un miembro de la organización para evitar que la misma fuera objeto de robos por otras organizaciones. El líder del grupo residía junto con su pareja en una vivienda cercana desde donde se desplaza hasta el lugar de forma constante para extraer remesas para dedicarlas directamente a la venta.

Los agentes averiguaron que se iba a efectuar la recolección y manipulado de una nueva cosecha de marihuana llevando a cabo la entrada y registro en el domicilio cuando en el sótano de la misma se encontraban nueve de los miembros del grupo llevando a cabo el manipulado. Simultáneamente se llevó a cabo la detención del cabecilla y de su pareja en el domicilio que ocupaban. En poder de los detenidos se encontraron también distintas cantidades de cocaína y drogas sintéticas para su propio consumo.

En el registro realizado se intervinieron 172 plantas de marihuana de gran tamaño, 1.783 tallos de la misma planta dispuestos para su secado junto con 9.231 gramos de la misa sustancia ya tratada y dispuesta para su venta en bolsas de plástico. La instalación repartida por las estancias de la casa contaba con 37 mamparas de lámparas halógenas, 25 ventiladores de gran tamaño, siete consolas de aire acondicionado de alta potencia, 38 balastros magnéticos y siete filtros de aire de carbono.

La instalación contaba con una conexión fraudulenta a la red eléctrica para poder satisfacer la enorme demanda de fluido eléctrico que necesitaba la instalación. El citado enganche, carente de las garantías técnicas necesarias, suponía un peligro de incendio por la gran tensión que soportaba. Los detenidos habían llevado a cabo una importante transformación del interior del inmueble instalando sistemas de iluminación específicos, recubrimiento total de las paredes y tabiques interiores con paneles metálicos, sistemas de aire acondicionado y extracción de humos así como un complejo sistema de riego que cubría la totalidad de los habitáculos destinados al crecimiento intensivo de los esquejes.

Todas estas acciones han ocasionado importantes daños a la propia vivienda a los que tendrán que hacer frente en vía judicial. Además los sistemas de riego habían ocasionado importantes filtraciones ya que el sistema de riego generaba grandes complicaciones a la hora de evacuar el agua que afectaban a los sótanos y a los cimientos de las viviendas colindantes.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos junto con los efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Jerez de la Frontera. La investigación ha sido realizada por agentes del Grupo de Estupefacientes del la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Denuncias anónimas para erradicar las plantaciones de marihuana

Los agentes de la Policía Nacional trabajan para detectar, identificar y detener a personas dedicadas al tráfico de drogas. La ciudadanía también puede colaborar para erradicar este tipo de plantaciones de marihuana denunciándolo a través antidroga@policia.es o en la página web www.policia.es donde existe un apartado específico al efecto.

Deja un comentario