La familia todavía tiene el susto en el cuerpo. Los hechos ocurrieron el pásado sábado 3 de Marzo cuando la familia se desplazó hasta un conocido establecimiento de Lomopardo para almorzar. Tras la comida, los dos niños de 8 años salieron de local y se pusieron a jugar en las inmediaciones.

Según afirma a Jerez Televisión un tío del pequeño, el menor cuenta como mientras jugaban se acercó a ellos un vehículo Citroën Berlingo de color blanco con los cristales de la parte trasera tintados. Los dos menores cuentan como el lugar del piloto y el copiloto estaban ocupados por dos hombres de tez morena. Al aproximarse a ellos se abrió la puerta corredera lateral del vehículo y un tercer hombre se bajó con la intención de atraparlo. Este individuo llevaba la cara tapada con un gorro y una braga polar para evitar ser reconocido.


 

 

 

 

 

 

En un vehículo como este afirman los pequeños que viajaban los hombres que intentaron capturarlos

El pequeño comenzó a correr buscando ayuda con tan mala suerte que terminó en un callejón sin salida de esta barriada rural de Jerez. "Sal de ahí, que no hay salida" indica el pequeño que le dijo el hombre que intentaba atraparlo.

 

 

 

 

En la denuncia se detalla como el menor forcejeó con el hombre y al estar el suelo mojado por la lluvia este resbaló y cayó al suelo, momento en el que el pequeño pudo escapar. La familia nos cuenta que el pequeño tiene arañazos en el costado y el abdomen por el forcejeo.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando el pequeño y su amigo volvieron al local donde se encontraba la familia, no dijeron nada a nadie por el susto que acababan de pasar y por miedo a que sus padres les reprendieran. Fue a las ocho de la tarde cuando la madre de uno de los pequeños preocupada por la actitud de su hijo (el niño no articulaba palabra) insistió para saber que le ocurría y el pequeño le contó a su madre lo sucedido.

 

Los padres comunicaron de forma inmediata lo sucedido a un miembro de la familia que es Guardia Civil quien tomó nota de los hechos y avisó de lo sucedido.

La familia se ha personado este lunes en las dependencias de la Guardia Civil de Jerez para presentar la denuncia y que se investiguen los hechos.

Los pequeños según nos informan están atemorizados por lo sucedido y no quieren salir solos a ningún sitio.

Según ha podido conocer Jerez Televisión, el COS de la Guardia Civil (Centro Operativo de Servicio) tiene conocimiento de un hecho similar en otro nucleo rural de Jerez, en Gibalbín.