La Policía Local asistió ayer a las 18:10 horas a un hombre que había quedado herido e inmovilizado en el voladizo de una cubierta de un bloque de viviendas. Según la llamada recibida en la Sala Directora del Servicio, vecinos del citado bloque ubicado en la avenida Tomás García Figueras, observaron a una persona tumbada que no podía levantarse.  Los policías accedieron por la ventana de una vivienda al lugar donde se hallaba el herido, que tenía lesionada una rodilla, en una primera observación, con carácter grave aunque sin herida abierta. Se avisó de inmediato a los servicios de emergencia, que se trasladaron de inmediato al lugar.

Debido al peligro en el que se encontraba el joven, identificado como J.V.H., (con riesgo evidente de caer al vacío desde el citado voladizo), los agentes hubieron de emplear una camilla desmontable y, tras inmovilizarlo, consiguieron trasladarlo del tejado al interior de la vivienda. En tal lugar, los servicios sanitarios procedieron a su atención y evacuación al Hospital de Jerez. El  joven resultó ser J.V.H.

Según afirmó a los agentes, había querido acceder a su vivienda al no disponer en ese momento de las llaves de esta, utilizando como acceso el voladizo cuando sufrió el percance que le afectó la rodilla y que lo mantuvo inmovilizado.