Jerez TV BNN La Cronica de Pedro Alemán

· El piloto español trata de adaptarse "al pequeño apaño en el puño" que le han hecho para mitigar su dolor en la mano  

Marc Márquez comentó sobre la lesión en su dedo meñique que al principio "tenía miedo de que doliera, pero ha respondido bien y está en condiciones de hacer la carrera. He rodado sin calmantes, y el sábado también lo intentaré hacer así, aunque he hecho tandas cortas porque el plan era no forzarlo todavía y el interrogante ahora está en ver cómo se encuentra el dedo después de haberlo forzado", explicó el campeón del mundo de MotoGP.

Márquez se adaptó mucho mejor en la segunda manga que en la primera y parece satisfecho con el resultado del trabajo en los primeros entrenamientos de Jerez. Ahora, la única duda "está en ver cómo se encuentra el dedo el sábado después de haberlo forzado"

Antes se salir a pista el vigente campeón del mundo tuvo que calentar su mano y no le resultó fácil evitar las molestias iniciales porque "para no forzarlo en la frenada al apoyarlo en la zona de la fractura, me han hecho un pequeño apaño en el puño que me permite ponerlo en una posición diferente", señaló.

 

En cuanto a la evolución de su herida, el piloto de Repsol Honda comentó que "los puntos están bien, sangran un poco, pero están bien y para cuidar la herida simplemente hay que reducir la inflamación con hielo y drenaje", aunque reconoció que "por la posición sobre la moto se sobrecarga un poco el brazo derecho.Frenando y acelerando es donde sufro más", reconoció Márquez, si bien manifestó que en las pruebas de salida intentó hacerlo con dos dedos en lugar de cuatro pero "no está saliendo del todo bien".