La Policía Local, en una actuación conjunta con Guardia Civil, detuvo ayer en Guadalcacín a quien fue identificado como R.G.R.G. tras haber huido éste del alto policial dado tras haber dejado en la puerta de la Iglesia de la citada entidad local autónoma un perro muerto a las 13:10 horas de ayer y haber realizado pintadas en el mosaico de la fachada del templo.

A las 13:00 horas de ayer la Sala Directora del Servicio del 092 recibió un comunicado requiriendo los servicios de la Policía Local ya que un individuo había llegado en su vehículo hasta la plaza del Ayuntamiento de Guadalcacín, para apearse del mismo y realizar pintadas seguidamente en la fachada de la Iglesia. Igualmente, tras ello, dejó en la puerta a un perro fallecido exclamando palabras ininteligibles para los presentes. 

Los agentes de la Policía Local que prestan servicio de patrullaje en la zona rural se personaron de inmediato en el lugar de los hechos junto a efectivos de la Guardia Civil. El individuo se negó a ser identificado y, de manera precipitada, se introdujo de nuevo en su vehículo y se dio a la fuga. En su huida puso en evidente riesgo la vida de los numerosos vecinos presentes en la zona. De inmediato, los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, en labor conjunta, iniciaron la persecución y lograron interceptarlo y detenerlo, así como identificarlo como R.G.R.G. Seguidamente se instruyeron las oportunas diligencias