Jerez TV BNN La Cronica de Pedro Alemán

 

Los azulinos disputan el domingo su último partido de la temporada en Chapín, donde sólo ha cedido un empate. El objetivo ahora, no es otro que el de cerrar el curso con una victoria, y celebrarla con los aficionados que acudan al municipal. Carlos Orúe dará minutos a jugadores de la cantera, premiando así el trabajo que también ellos han realizado en los juveniles. Sobre el partido, el técnico azulino destaca que "sería bonito poner el broche de oro final a la campaña con un triunfo y más en un partido de rivalidad. El San Benito fuera de casa no lo ha hecho igual que en su campo pero seguro que este partido le motiva muchísimo, el campo esta impresionante y nosotros, como habíamos prometido a las diferentes plantillas de los equipos base, acudiremos con al menos un jugador de cada uno de esos equipo, aunque del juvenil A creo que irán algunos más. Queremos ganar el partido y nos vamos a esforzar pero queremos que compitan los chavales de Dani Pendín y Romerito, que han conseguido un merecido ascenso y del cadete de Álvaro y Azores, que ojalá lo consigan al final".

 

Durante la temporada, de Chapín sólo se les han escapado dos puntos, ante el Guadiaro, y no quieren ceder más: "por aquí han pasado equipos que nos lo han puesto complicado, como el Guadiaro, el Tarifa o la Juventud Sanluqueña, y no queremos sufrir tanto ahora. Todos sabemos que un partido se complica por cualquier detalle, estoy muy satisfecho de mis futbolistas y ojalá sigamos en esa línea".

 

Sobre el rival, advierte que "hay que respetarle y prestarle mucha atención porque aunque nuestros números son mejores, ha sido capaz de hacerle cinco goles a El Torno, ha ganado al Guadiaro y al Ubrique y hay que tenerlo en cuenta. A nosotros no nos ganaron porque jugamos en La Juventud, de haberlo hecho en su campo, también nos hubiesen puesto en muchísimos apuros. Ellos van a jugar en Chapín y eso motiva a cualquiera, todos los entrenadores lo dicen, que tienen dificultades para hacer la convocatoria porque dos semanas antes del partido no falta nadie a los entrenamientos, se preparan para este partido y nosotros hace ya tiempo que hicimos los deberes y que bajamos la intensidad de entrenamientos, se viven actos extradeportivos como los de la semana de Semana Santa, durante esos días también dimos a los jugadores plena libertad, no tenemos la misma exigencia. Aún así, espero que nos apretemos los machos, sepamos sufrir y sacar adelante el partido con esos jugadores nuevos de los que hablo".