Jerez TV BNN La Cronica de Pedro Alemán

 

El espectacular Campeonato del Mundo de Freestyle, hizo vibrar esta tarde-noche al público que abarrotó la Plaza de Toros jerezana, escenario del debut de la ciudad de Jerez como sede del mundial de Freestyle que por primera vez llegaba a estas tierras como prueba internacional incluida dentro del calendario de Jerez, Capital Mundial del Motociclismo.

Casi 8.000 espectadores se dieron cita y disfrutaron de lo lindo con las acrobacias y trucos de la terna de “matadores” compuesta finalmente por 10 magníficos “espadas” que volcaron todo su buen hacer para alucinar con sus piruetas en el aire a un “respetable” volcado con este novedoso espectáculo. Lástima de la ausencia del español Maikel Melero en el evento al fracturarse su clavícula derecha durante los ensayos de la mañana perdiendo sus opciones de seguir manteniendo el liderato en la clasificación general.

Una primera tanda de clasificación para la final en la que sólo entraban los seis mejores, y los premios al “Lifeproof Best Whip” y al mejor Salto de Altura “Maxxis Highest Air” fue el programa deportivo de este evento, mitad competición y mucho más de espectáculo que contó con la presencia de 11 pilotos inscritos procedentes de diversas nacionalidades (finalmente se quedó en 10 por lesión de Melero), entre ellos los españoles Dany Torres (desde ayer reconocido en el Paseo de la Fama de Jerez con una estrella con su nombre), Maikel Melero, José Miralles y Marc Pinyol.

En la sesión clasificatoria se vieron los mejores trucos del repertorio de cada piloto y también el “KO” del español Marc Pinyol que abría la competición y en su primer salto iba al suelo (finalmente sin consecuencias) pero impidiéndole continuar la manga. Finalmente, tras la ronda de saltos de cada piloto, eran Dany Torres, David Rinaldo, Remi Bizouard, Libor Podmol, Rob Adelberg y Hannes Ackermann los clasificados para la final según decisión del jurado calificador. Entre tanto, se desarrollaron dos de los premios que acompañan a este espectáculo que fueron el “Lifeproof Best Whip” que es básicamente realizar el mejor salto con plegada en el aire, que se adjudicaba el norteamericano James Carter, y el Maxxis Highest Air que era el mejor salto en altura que vencía Massimo Biaconcini ante el delirio de los miles de espectadores presentes disfrutando del animado espectáculo.

La final fue muy disputada y cada piloto dio lo mejor de sí para alzarse con el triunfo final. El español Danny Torres lo intentó pero no fue profeta en su tierra, debiéndose conformar con la cuarta plaza final –empatado a puntos con el alemán Adelberg-. “Salgo muy satisfecho de Jerez. Para mí el objetivo principal era entrar en la final tras no estar físicamente aún al cien por cien y finalizar cuarto ha sido casi como una victoria” comentaba el piloto sevillano de el Arahal tras finalizar la prueba que vencía el francés David Rinaldo con un total de 411 puntos, seguido del francés Remi Bizouard (404 puntos) y del piloto de la República Checa Libor Podmol que fue tercero con una puntuación de 403 puntos.

En resumen, victoria de uno de los favoritos, público a rebosar que salió muy satisfecho de espectáculo ofrecido por los pilotos, y una nueva cita internacional de motociclismo que la ciudad de Jerez acogía que, como las anteriores (Campeonato del Mundo de Supermoto y Campeonato del Mundo de Freestyle) se saldaba con gran éxito organizativo y de presencia de aficionados.