Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez a una persona que ejerce de  aparcacoches como presunto autor de un delito de daños y amenazas graves al actuar con agresividad contra un vecino de la ciudad que se negó a entregarle dinero tras aparcar su vehículo en una plaza de estacionamiento público en la Barriada de la Asunción  y al que llegó a amenazar  con unas tijeras a la vez que la emprendía a golpes contra el turismo del afectado.

Los hechos ocurrieron sobre las 20:00 horas de la tarde del pasado martes 03 de noviembre cuando la sala del 091 recibía varias llamadas alertando de que un individuo se encontraba muy agresivo en el aparcamiento público junto al Centro de Salud de Las Delicias. Hasta el lugar se trasladaron  tres agentes de la unidad de motos de la Policía Nacional que encontraron a un vecino de la ciudad con un estado de gran nerviosismo que se había refugiado en el interior de un cercano supermercado donde había pedido auxilio al vigilante de seguridad del establecimiento.

El vecino relató a los agentes como minutos antes había estacionado en una  bolsa de aparcamiento y que había sido abordado por un hombre  que de forma amenazante y agresiva le había exigido que le entregara dinero por haber estacionado en el lugar. El conductor se negó a ceder a la coacción del sujeto y este reaccionó de forma violenta, emprendiéndola a patadas contra el vehículo mientras la víctima seguía en el interior de su coche.

Cuando la víctima le recriminó su actitud e intentó salir del coche para impedir que siguiera con los golpes, sacó unas tijeras puntiaguda de gran tamaño de entre sus ropas y comenzó a amenazarlo de muerte mientras avanzaba hacia él por lo que optó por gritar pidiendo auxilio y refugiarse en un cercano centro comercial donde el vigilante de seguridad le ofreció protección.

 

Al parecer según  los testigos el autor de los hechos había emprendido la huida a la carrera instantes antes de la llegada de los agentes al lugar por lo que los tres policías iniciaron una búsqueda por las calles y los patios colindantes que les llevó a localizar a los pocos minutos a un varón que respondía   a la descripción que tenían del responsable de lo ocurrido.

 

El individuo, al percatarse de la presencia policial, se escondió en la manga izquierda de la chaqueta un objeto que resultó ser las tijeras de empuñadura azul con las que había amenazado la víctima. El individuo se había dado la vuelta a la chaqueta que vestía, dejando el reverso hacia el exterior con la intención de no ser reconocido por la policía.

 

Ante los indicios y pruebas que recogieron en el lugar los agentes procedieron a la detención del sujeto como presunto autor de los  delitos de coacciones y  daños por los desperfectos causados en la chapa del turismo. Igualmente se le imputa  un delito de quebrantamiento de condena al tener una orden judicial de alejamiento de 200 metros de un negocio ubicado en la misma plaza donde habían ocurrido los hechos que claramente había vulnerado. El varón fue conducido hasta la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez donde ingresó en calabozos hasta que fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial en funciones de Guardia.

 

Desde la Policía Nacional se quiere recordar a los ciudadanos que, ante personas que ejerzan una mendicidad coactiva, es decir, que sobrepasan los límites de pedir limosna o ayuda para pasar a una coacción o amenaza clara, aún si no ejercen una violencia evidente, llamen al 091 para que se persone una patrulla en el lugar y procedan a denunciar los hechos.


La intervención ha sido realizada por los agentes del Grupo de Motocicletas de la Policía Nacional (Omegas) adscrito a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz).