Jerez TV BNN La Cronica de Pedro Alemán

 

Dani Pendín será el entrenador del Xerez Deportivo FC la próxima temporada en Segunda Andaluza. El argentino cuelga las botas y dirigirá al equipo ocupando el cargo que estas dos últimas temporadas ostentaba Carlos Orúe.

La Junta directiva da un lógico contando con un hombre de la casa que ya había dirigido esta última temporada al juvenil, por lo que tenía experiencia en los banquillos.

 

El ya nuevo entrenador azulino firma por una sóla temporada y espera " que todo salga bien pero no quiero hipotecar al club con un contrato de más larga duración. Si a los seis meses veo que no estoy cómodo, me voy. En ningún momento he querido poner ningún tipo de traba porque no quiero que el club se hipoteque sin necesidad, no soy una persona de obligar. Si las cosas salen bien, seguiré y, si no, el primero que dará un paso al costado seré yo".

 

El argentino barajaba también acompañar a Vicente Moreno y Emilio Viqueira en el Nástic en Segunda división reconociendo en este sentido que "me ha podido más el corazón y he decidido quedarme en Jerez y en el Xerez pese a que la familia no está de acuerdo con esta decisión. El club se ha portado tan bien conmigo desde que empezó que, en una palabra, no he querido dejarlo tirado; asumo la responsabilidad y creo que ese tren pasará de nuevo y ojalá sea aquí, por qué no", manifestó.

 

En su primer contacto con la directiva, tras la salida de Carlos Orúe, "les dije que no quería ser ningún impedimento y que si creían que había hecho algo mal como capitán que daría un paso al costado, que dejaba de jugar y me iba del club pero me dijeron que no, que la idea que tenían era la de que fuese el entrenador y como les vi convencidos, asumo el reto y ojalá que salga todo bien".

 

Y es que el argentino no quiere que las personas que están fuera del club crean que ha tenido algo que ver en la salida de Carlos Orúe: "No quiero que la gente piense mal, que hice algo para que Carlos se vaya, al contrario, como futbolista siempre he tratado de ayudarle en todo lo que he podido", señala en referencia a posibles recelos.

 

 

Lo poco que jugó esta temporada y su paso por el banquillo del juvenil en cierto modo le ha servido de transición: "Fui asumiendo que el momento tenía que llegar, este año he jugado poco, pero creo que estos dos últimos años han sido un regalo porque yo ya había dejado de jugar en Pontevedra y al final salió el Fútbol Club y lo retomé. Te acuerdas de cuando empezaste pero lo veo lógico porque tengo que dejar una ficha para la gente joven, que es la idea del club"